Exclusivo, Miguel Bosé “El amor dura una semana”


Irónico y tajante, asegura que la euforia del primer momento amoroso pasa muy rápido. Por eso, porque ahora no está enamorado, dice que está feliz y dichoso con su nuevo álbum “Cardio”, el que acompaña con una serie de fotos –como en una pasarela de moda– que lo muestra delgadísimo, guapo y ¡hasta con polleras!

Por: Camila Werner


A pocos días de que apareciera el single “Estuve a punto de”, fue inmediatamente éxito en radios chilenas y extranjeras. La gente la pide una y otra vez, sin cansarse. Y es que junto a este gran tema, tres años después de la gira “Papitour” escuchamos a un Miguel Bosé renovado, rejuvenecido. En el video clip lo vemos con un aspecto que se corresponde con la voz “clean” y dispuesto a volver a ser el galán de siempre, conquistando a todos con su gran look de connotados diseñadores y ese tono sensual que encanta a sus fans. En todo caso, advierte que el amor no tiene nada que ver en este momento de dicha por el cual está pasando.

Destaca que siempre ha tenido una buena relación con el público chileno, la que se ha ido construyendo con el paso de los años, y asegura que en los temas de este nuevo álbum –“Cardio”– la inspiración le llegaba en ciertos momentos, pero con mucho ímpetu, tanto que hacerlo fue como una catarsis luminosa... aunque él mismo se califica de “caótico”.
El hecho de haber sido elegido “mejor músico” de 2009 por la revista “GQ” lo agradece, ya que dicha publicación es muy respetada.
Siempre solidario con los dolores ajenos, estuvo presente a través de un mensaje en video después de nuestro terremoto y llamó a colaborar con “Chile Ayuda a Chile”, haciéndose así parte de nuestra cruzada solidaria.

Un “subidón” de autoestima

–Vi tu último video clip y te ves increíble...
–(Risas). Simplemente porque he adelgazado mucho y me he sentido diferente, pero nada más. Hay mucha alegría y mucho entusiasmo y eso se refleja.
–¿Qué haces para mantenerte tan bien? ¿Tienes alguna rutina de cuidados?
–Mira, no. La gira de “Papito” fue muy larga –de dos años y medio– y acabé pesando 104 kilos. Como comprenderás era una situación incómoda, no había nada que hacer. Entonces justo en el arranque del trabajo en estudio –estoy hablando de julio– empecé una dieta ayurvédica, que es una medicina de origen hindú, basada en las especias, cosas que nosotros no utilizamos en nuestra cultura culinaria, por ejemplo la cúrcuma, que es una gran depuradora de páncreas. Empecé a comer cúrcuma –porque había que depurar el riñón, el hígado– y otras especias y así comencé a adelgazar. Esta dieta fue necesaria para poder caber en la portada del disco. Si no habría tenido que hacer una portada con “michelines”, pero como no existe ese formato aún... Y la verdad es que una vez que bajas de peso te sientes tan bien que te da un “subidón” de autoestima enorme, entonces eso te da mucha alegría y se refleja en todo lo que haces. Esa es la razón por la cual me ves así. Y ya habrá gira para engordar...

–Aparte del tema de la alimentación, supongo que hay algo interior. Que estás bien y feliz…
–Mucha razón. “Papito” me dejó en un estado de felicidad enorme, porque fueron dos años y medio de gira, con un disco de mucho éxito, compartiendo y celebrando con la gente, con los medios, con la industria, con los colegas... 30 años de música. Entonces esto ya te deja una herencia muy positiva para empezar. Terminando eso, más la iluminación, las ganas y la urgencia de volver a componer material nuevo, te da un “subidón” enorme. Y me tiré como un loco a componer y escribir canciones nuevas, las necesitaba. Entonces es una suma de cosas, más lo que te contaba antes. Realmente hay una catarsis y muy del lado luminoso, y ese lado es muy divertido, tiene mucha ironía, muy alegre, muy a tiempo.
–¿Ha influido el amor en este bienestar por el que estás pasando?
–Si yo estuviese enamorado en este momento, no estaría hablando contigo, no estaría así de contento. Estaría sufriendo. Si uno está muy contento o acaba de enamorarse, te dura una semana; pero ya después se empieza a complicar y empieza a joder y ahí acaba. Luego vienen los problemas, las desconcentraciones. Si estoy así de bien, es justamente porque no hay nada de amor de por medio y nada por debajo.

–Cambiaste un poco tu look en “Estuve a punto de”, te ves más conservador…
–¡No, por supuesto que no! Todo lo contrario, ¡por favor, si voy de Alexander McQueen y David Delfín! Ellos no son conservadores para nada, es alta moda, al revés. Son las últimas colecciones, es decir, es imposible que sea conservador. Con esos nombres, además, menos.
–¿Qué quisiste lograr con ese look?
–No sé, hace un tiempo que me gusta verme bien. Paso por períodos que son muy diferentes. Toda la imagen del álbum, desde la portada al interior, está concebida como si fuera una revista de moda. Los personajes del disco crearon como una pasarela.
–¿Cuál es la novedad de “Cardio”? ¿En qué te inspiraste para crear las nuevas canciones?
–No hay una regla, las canciones, por lo menos a mí, no me llegan enteras. Van llegando como pedazos que voy apartando y luego retomo y sigo; no hay una regla. No una norma ni un lugar, tampoco una inspiración precisa. Yo soy muy caótico.

–Es algo que se te ocurre…
–Sí, son como impulsos, es un vómito. Son cosas que van saliendo y que luego, de una manera u otra, te van traduciendo en ese momento y les tienes que dar forma y sentido. No hay fórmula, por lo menos yo no la tengo, pero supongo que cada uno tiene su método.
–¿Hay algo del álbum “Sereno” en tu nuevo video clip?
–Hay canciones que pertenecen a familias de todos los álbumes del pasado. Piensa que vienen de las mismas manos, del mismo corazón, de la misma cabeza, del mismo padre. Entonces hay una relación muy íntima entre ellas, pertenecen a la misma familia y tienen el mismo ADN.
–¿Cómo crees que vaya a reaccionar la gente con este nuevo disco?
–Bueno, ya han reaccionado de la forma esperada. En Chile justamente me estaban contando que está número dos en radio y hace poco más de 10 días que ha salido. Es una maravilla. Si le gusta a la gente, bien, ella es la que manda. Además el hecho que la pidan tanto, hace que sea suya. Esto ya no es mío, es vuestro.

–¿Cuándo te tendremos nuevamente por Chile?
–Pues no sé. La gira empieza a fines de abril. En algún momento, cuando sepamos las fechas os comunicarán.
–¿Qué opinas que en Chile seas tan exitoso?
–Me parece que con Chile he encontrado una fórmula de diálogo y un nivel de entendimiento que está creado por el tiempo, y por muchas causas y por muchas razones que se basan en el tipo de canciones que hago, la música que hago. Mira, obviamente hay una conexión y una complejidad brutal, pero son cosas que se construyen a lo largo de mucho tiempo. Y hay muchas razones de por medio.
–¿Qué te parece haber sido elegido “mejor músico” por la revista “GQ” el 2009?
–Pues la verdad, un gran honor. Los “GQ” son unos premios que ya tienen un peso enorme y consiguen reunir a todo el mundo. En la cena del premio estaban todos y obviamente si acuden es porque reconocen que es una publicación mundial muy respetada, muy atendida, con buenas propuestas, con buen contenido y que crea un perfil de público muy sólido y que premia a esos perfiles. Es un premio muy sólido, está muy establecido y la gente que los representa es de mucho peso.
–Ya que has trabajado con Almodóvar, ¿qué piensas de él? ¿Viste su última película “Abrazos rotos”?
–“Abrazos rotos” creo que es una película muy especial. Es ese tipo de Almodóvar que le gusta acercarse a un mundo muy interior, muy íntimo, muy desgarrado y que se aleja de alguna manera de la comedia para acercarse más al humor negro, el que viene de otro tipo de actuaciones. Tiene un componente de ironía y sarcasmo. De vez en cuando, cada tres películas, Almodóvar se aleja completamente de la comedia, ésa que tanto le reconocemos y hace este tipo de películas como cerrando ciclos.

Política y solidaridad

–Entrando un poco en lo político, ¿qué te pareció la elección del nuevo Presidente de Chile?
–Me parece que no hay nada mejor en la democracia que la alternancia. Obviamente quienes los eligen son los ciudadanos, y eso es totalmente respetable, por encima de toda opinión. Es bueno que todo el mundo gobierne, para que sepa lo que es gobernar, porque estar en oposición es bastante cómodo. Pero para conocerse y conocer a los líderes, lo que tienen que hacer es agarrar las riendas de la responsabilidad de un país. Y repito, en democracia es aconsejable que haya alternancia. Y yo creo que Chile es un país tremendamente maduro políticamente.

–¿Qué significa “Paz sin Fronteras” para ti?
–“Paz sin Fronteras” es una fundación que tenemos Juanes y yo y con la que cada año hacemos un concierto en distintos lugares, que denominamos “valientes”, con la intención de que el derecho a vivir en paz quede como derecho básico y universal para los individuos de los pueblos del mundo entero. Ese es un derecho que se nos tiene que dar y tiene que reflejarse en todas las instituciones del mundo. Por eso aboga “Paz sin Fronteras” y lucha por ello en todos los lados, en donde sea necesario. Además, una vez al año lo recordamos en algún lugar.
Además de haber ayudado de manera privada a Haití, el cantante español tiene varios proyectos para ayudar a uno de los países más pobres del mundo. Hará un concierto junto a Juan Luis Guerra y además un productor de él, Carlos Chin, ayudará a crear una canción para que varios artistas participen de esto y ayuden a Haití. Paralelamente, y a pesar de que no pudo asistir a “Chile ayuda a Chile” en nuestro país, debido al reciente terremoto del 27 de febrero, Miguel envió un mensaje para los chilenos, en el que invitó a todos a ayudar diciendo que “siento mucho no estar ahí con vosotros en un momento tan importante. Quiero pedirle a la gente que está participando en la Teletón ‘Chile Ayuda a Chile’, que de verdad entregue, que se dé, es para los hermanos y de alguna manera, poder paliar este dolor”. Así confirmó su eterna solidaridad y complicidad con Chile y a pesar de estar lejos, darle una palabra de energía a nuestro país.